En respuesta a una acción de tutela, el juzgado primero de Cartagena le ordenó al Ministerio de Ambiente, de Agricultura, el ICA y a las autoridades de salud, de carácter urgente asumir la extinción de las abejas en el país y establecer una política en materia de precaución ambiental.

Joaquín Torres, abogado promotor de la tutela indicó que «la orden judicial hace que el Estado colombiano sea obligado a preservar la existencia de las abejas creando zonas especiales para criaderos, campañas culturales e incluso el fallo va a hasta el punto de decir que se deben dar premios a quienes investiguen sobre las abejas y sobre las causas de lo que está produciendo su muerte».

Para el abogado accionante, es importante que la comunidad en general entienda la importancia del cuidado de estos animales que cumplen con la función de polinizar y evitar el uso de pesticidas que según algunos estudios están acabando con esa especie.

«Es una sentencia de importancia internacional, porque es la primera vez en el mundo que se ordena una política de Estado para proteger a las abejas. El Reino Unido las ha considerado el animal más importante del mundo».

Cabe resaltar que la acción judicial obliga además que cada dos meses se deba entregar un informe al Juzgado sobre el cumplimiento de dicha orden.