A Providencia viajo un escuadrón de ingenieros y electricistas que se encargarán de restablecer la energía y las comunicaciones en la isla. La recuperación de redes se daría en 10 días.

Juan David Garay Montoya técnico electricista de la Sociedad Productora de Energía de San Andrés y Providencia (SOPESA) dejó a su familia para darle luz a Providencia.

“Mi mamá se quedó llorando”, afirmó el técnico electricista.

Vea también: Cerca de 500 venezolanos intentaron pasar a la fuerza la frontera para regresar a su país

Este hombre oriundo de Medellín tendrá que dormir en un cambuche. En sus manos está parte de la responsabilidad de volver a brindar energía a Providencia.

Desde este jueves quedará incomunicado con su familia que tuvo que dejar todo por una buena causa.

Publicidad

Los mejores electricistas fueron elegidos para una misión sin precedentes en la historia del país. El equipo tendrá que pasar las noches en carpas y no hay fecha de regreso para los ingenieros.

Todo un equipo de ingenieros especializados llegó a San Andrés con el fin de emprender un viaje en un avión de la Fuerza aérea hacia Providencia para restablecer la energía que ya completa cuatro días suspendidos.

Le puede interesar: Paro nacional: rutas de movilizaciones para este 19 de noviembre en las principales ciudades

Sin fecha de regreso a sus hogares este escuadrón tendrá que trabajar día y noche para reactivar progresivamente las redes y líneas en lo que quedó de Providencia.

Tardarán al menos dos semanas en reconectar parte del alumbrado que destruyó el huracán Iota.