Los capturados son dos mujeres y un hombre requeridos por orden judicial y que según investigaciones ofrecieron bienes y servicios por votos para la candidata del Centro Democrático, Margarita Restrepo. Una de las pruebas de la Fiscalía es un grupo de Whatsapp con los líderes que compraron estos votos y por lo cual se les imputaron los delitos de estafa agravada y corrupción al sufragante.

«La candidata abandonaba el recinto y empezaba el señor Alejandro y las mujeres con los bienes y servicios: tablets a 30 mil, tv de 49 pulgadas a 350, paseos a la Hacienda Nápoles y Barbosa, y a San Andrés 120 mil pesos», aseguró el fiscal Néstor Humberto Martínez. 

Las investigaciones de la Fiscalía y el CTI implicarían a alias «Popeye» con la comisión de estos delitos.

Según la Fiscalía los acusados también ofrecieron subsidios para viviendas de interés social y entregaron 120 mil pesos a testigos electorales por cada cinco votos.