El primer hecho que ha causado consternación ocurrió en zona rural del municipio de Hatillo de Loba.

De acuerdo con lo informado por las autoridades, un bebé de 6 meses murió ahogado luego de caer de una cama mientras la madre realizaba labores domésticas en la vivienda que permanece inundada tras el invierno.

“Una madre tiene a su bebé de 6 meses, el niño se cae de la cama y por estar en una condición de inundación el niño se ahoga y llega sin signos vitales al centro médico”, confirmó José Ricaurte, director de la oficina de gestión del riesgo departamental.

Le puede interesar: El ‘Monstruo de San Fernando’: abusador serial de Villavicencio fue enviado a la cárcel

El segundo caso que se presentó fue el de dos menores de 9 y 12 años, que también murieron por inmersión mientras se encontraban en una quebrada.

“Dos en Arenal del sur, en donde los niños estaban en la quebrada bañándose y una corriente fuerte se los llevó causándole la pérdida de vida”, confirmó también Ricaurte.

Frente a los dos hechos, las autoridades enviaron un mensaje a padres de familia a no descuidar a los menores en medio de la calamidad que se vive el departamento por cuenta del invierno que ya deja más de 40 mil afectados.

Además, piden a la ciudadanía estar atentos a las alertas tanto rojas como amarillas que se están emitiendo.