Tres niños resultaron heridos al caer dos plafones de una vieja vivienda en el barrio San Roque en el centro de Barranquilla. Dos de los pequeños continúan hospitalizados.

Los tres niños, de 14, 8 y 2 años, resultaron heridos al caer el techo que estaba averiado, según vecinos.

Lea también: Condenan a exjefe paramilitar por homicidio de profesor indígena del pueblo Kankuamo

Los tres niños dormían en un cuarto, el más afectado del inmueble.

“El de 14 años llegó con la cabeza partida, la pierna partida, la niñita, la más pequeña, llegó con el cráneo fracturado, y el de 8 años llegó con la cabeza partida pero todo normal. O sea no tiene ninguna secuela de partidura. Y el ojo. La niña fue la que llevó la peor parte porque tiene fractura de cráneo”, indicó Rafael Marrugo, testigo.

“Los papás de ellos dicen que estaban al tanto de que el plafón estaba en condiciones de que no se podía vivir pero ellos lo curaban. El papá estaba al lado del cuarto, fue cuando se cayó el plafón. El de 14 abrazó a la niña”, añadió el testigo.

En San Roque, la mayoría de las casas tienen averías en su estructura.

Tres familias desplazadas viven en esta vieja vivienda.