El procurador general de la nación, Fernando Carrillo; el contralor general de la República, Carlos Felipe Córdoba y el fiscal general de la nación, Francisco Barbosa Delgado informaron este lunes que los tres organismos acordaron, crear desde el inicio de la pandemia COVID-19 un equipo integrado por servidores de alto nivel para hacer frente a la corrupción en la que puedan incurrir funcionarios de todo orden nacional, departamental y municipal en la atención de los colombianos y aplicación de las medidas para controlar la propagación del coronavirus.

“Como entes autónomos e independientes, no somos parte de ningún equipo élite liderado por la Vicepresidencia de la República relativo a la persecución de corruptos. Este grupo ya existe, se enmarca en nuestras competencias y es integrado por funcionarios de las tres entidades”, aclararon los responsables de los tres órganos de control.

Así pues, anunciaron que en los próximos días empezarán a mostrar resultados concretos contra quienes incurran en actos de corrupción y comprometan su responsabilidad disciplinaria, fiscal y penal.