En la inspección de Sencella del municipio de Puerto Leguízamo (Putumayo), fueron asesinadas tres personas luego que varios hombres armados llegaran hasta la zona. Esta sería la masacre 87 en lo corrido del año.

Dos de las víctimas fueron identificadas como Sleider Gordillo España y Jaider Enrique Rivera Maestra, de la tercera persona aún no se conoce la identidad. Uno de ellos era líder de la comunidad y había pertenecido a la Junta de Acción Comunal.

Podría leer: Austria adopta restricciones para personas no vacunadas

De acuerdo con la denuncia de la Red de Derechos Humanos del Campesinado del Putumayo, el hecho ocurrió este sábado sobre las 9:26 de la mañana.

“Estas acciones sistemáticas contra la comunidad, suben el nivel de riesgo, zozobra y dolor de los habitantes, generando desplazamientos, evidenciando la falta de garantías para la vida, la prevención y protección de la misma al interior de estas comunidades, ampliando las brechas de inestabilidad social ante la no implementación y aplicación de rutas, programas y protocolos que en calve de derechos humanos aporten a la tranquilidad y atención vital que merecen la zona rural de este municipio convirtiéndolo en uno de los municipios más inseguros, todo esto en medio de la alta presencia de Fuerza Pública y toda una capacidad militar sobre los dos ríos más grandes del departamento”, indica la organización.

Lea más: Temor en Bangladés por la supervivencia de elefantes tras una serie de muertes

Por su parte, Leonardo González, coordinador del observatorio de derechos humanos del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz – Indepaz, en este municipio ya se han presentado diversos hechos violentos y asimismo, se ha emitido una alerta temprana de la Defensoría del Pueblo.

“La Defensoría del Pueblo ha emitido la AT 048/20 para Puerto Leguízamo en la que advierte de su amplio territorio selvático, sumado a la distancia de la capital del departamento y una presencia institucional débil, factores que sirven a los intereses de los grupos armados ilegales”, sostuvo González.

Mire también: Así será la agenda de recorridos nocturnos en el Cementerio Central de Bogotá

Igualmente, el coordinador sostiene que éstos utilizan el territorio como zona de retaguardia y ejercen control sobre gran parte de las actividades económicas en afectación de la población. En la zona actuarían grupos armados como: Comandos Bolivarianos de la Frontera y frente 48 Carolina Ramírez.