Diez socios de la EPS Medimás resolvieron expulsar a otros tres a quienes sorprendieron creando un negocio paralelo para la atención de pacientes y quienes se negaron a cumplir con los pagos comprometidos en la creación de la sociedad.

A la compleja situación que viven los 5 millones de afiliados a Medimás, se le sumó una pelea interna entre sus dueños. Tres de sus socios fueron expulsados. Se tratan del Centro Nacional de Oncología y las fundaciones Esensa y Saint, representados por José Luis Mayorca y Javier Uejbe.

A los tres socios, los acusan de incumplir el pago de $73.200 millones que correspondían a la cuota de septiembre de la compra de Cafesalud.

Pero también investigan hechos, presuntamente, de administración desleal y conflicto de intereses que habrían cometido José Luis Mayorca, con el apoyo de Javier Uejbe.

“Hay otros motivos que efectivamente se esbozaron en la asamblea extraordinaria”, dijo Bernal.

Estos accionistas habrían creado una serie de Uniones Temporales para quedarse con los contratos de atención de pacientes de VIH, hemofilia y enfermedad renal de Medimás… Usando su posición privilegiada, le habrían exigido a otros centros médicos que debían aliarse con ellos o los sacaban del negocio.

El abogado agregó que “existen unas conductas que nosotros consideramos que son absolutamente irregulares y sumamente grave”.

El conflicto en Medimás, se acentuó porque el Centro Nacional de Oncología reclamó el control de la EPS por figurar con el 50% de las acciones mientras se concretaba la compra de Cafesalud. Las acciones debían reintegrarse a los demás socios.

Mayorca y Uejbe demandaron a los otros 10 socios de Medimás ante la SuperSociedades, por supuestamente haber sido víctimas de expulsión irregular. Mientras tanto, los pacientes Medimás siguen padeciendo la mala atención.

Noticias UNO

Le puede interesar:

https://canal1.com.co/noticias/socio-de-suma-operador-del-sitp-fue-capturado-por-extorsion/