El Tribunal Superior de Bogotá confirmó la condena de nueve años de prisión a los hijos de Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, investigados como presuntos testaferros de los excapos cuando adquirieron las acciones de Drogas La Rebaja, entre otras empresas.

La Sala Penal del Tribunal estableció que Jaime Rodríguez Mondragón, hijo de Gilberto; y María Fernanda y Juan Miguel Rodríguez Arbeláez, hijos de Miguel, incurrieron en el delito de receptación, legalización y ocultamiento de actividades ilegales.

Adicionalmente fueron condenados cinco familiares y personas cercanas de los excapos. 

De acuerdo con la teoría de la Fiscalía, con la transferencia de Drogas La Rebaja y Laboratorios Kressfor se ideó una estrategia para que los Rodríguez Orejuela siguieran administrando dineros, provenientes de las actividades que adelantaba el Cartel de Cali.

«En las empresas Drogas La Rebaja, los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, cedieron en el año 1990 sus acciones a sus hijos […] Guillermo Pallomari, afirmó que las empresas de estos ciudadanos fueron inyectadas con capital proveniente del narcotráfico», afirma el fallo.

Actualmente tanto Miguel como Gilberto Rodríguez Orejuela se encuentran en Estados Unidos, tras ser extraditados por Colombia.