El Tribunal Superior de Bogotá dio vía libre al regreso de los gases lacrimógenos usados por la Policía para controlar las manifestaciones.

Los magistrados revocaron una tutela del 30 de noviembre que había suspendido el uso de los químicos como el gas pimienta y los cartuchos con carga química.

La decisión del Tribunal deja sin efecto la orden que había dado el Juez Quinto de Bogotá al presidente de la Republica y al Ministerio de Defensa, restringiendo las herramientas usadas por la Policía en el control de desordenes públicos.