Con una votación de 8-0, la Sala Plena de la Corte Constitucional tumbó una norma que permitía que los congresistas del país pudieran legislar en favor de quienes han sido los financistas de sus campañas sin que tuvieran que declarar la existencia de un conflicto de interés.

 

Le puede interesar: Calidad del aire en oficinas afecta función cognitiva, según estudio

 

El apartado que tumbó la Corte hacía parte del primer Artículo de la Ley de 2019 que modificó el régimen de conflicto de interés de los congresistas y que dispuso que no existía tal conflicto cuando “el congresista participe, discuta o vote artículos de proyectos de ley o acto legislativo que tratan sobre los sectores económicos de quienes fueron financiadores de su campaña siempre y cuando no genere beneficio particular, directo y actual para el congresista”.

Este apartado había sido demandado por el exmagistrado del Consejo Nacional Electoral Armando Novoa y por el Colectivo de Abogados José Alvear.