Vuelve y juega con las estafas a turistas extranjeros en Colombia: en esta ocasión, la víctima fue un hombre brasileño al que le cobraron 4 millones de pesos por un pollo asado y otros servicios adicionales en la Isla Barú de Cartagena.

La historia es la siguiente: el foráneo venía de realizar un recorrido turístico por el Aviario Nacional antes de llegar a Playa Blanca, donde fue recibido por seis jóvenes que se ofrecieron a atenderlo. El visitante denunció que en un principio al llegar al lugar, le fue hurtado su teléfono celular.

“Al llegar seis muchachos me rodearon, echaron chistes: ‘Somos brasileños’, (me dijeron) ¡Vamos allá! (a otro lado de la isla), me distrajeron y uno de ellos sacó mí teléfono de mí maleta”, denuncia Caio Lazaretto Mónaco.

Allí, el turista consumió un plato de pollo y,  aunque le habían dicho que la cuenta saldría por $60 mil pesos, lo cierto es que fue víctima de un cobro exagerado de $1.200.000 pesos, los cuales se negó a pagar.

Sin embargo, tras las amenazas de las personas de no dejarlo salir, el hombre se vio coaccionado a pasar su tarjeta de crédito, no una, si no hasta en tres ocasiones por el datáfono por supuestos problemas de conexión que alegaron los estafadores. El hombre confiesa que estuvo cerca de encarar una pelea con los sujetos.

“Dijeron que no fue procesado por falta de señal; yo sabía que no era verdad pero para librar la situación yo acepté hacer el pago. Ya no aguantaba más, solo quería salir de allí y volver a mi casa lo más rápido posible“, revela Caio.

Además del pollo asado, el turista se vio obligado a pagar $120 mil pesos adicionales por una carpa y una sombrilla que había solicitado. Con los tres cobros desembolsados irregularmente, el turista pagó un total de $4 millones 200 mil pesos (dos cobros por $1 millón 200 mil y uno adicional por $2 millones 200 mil.

También puedes leer: Alertan presencia de depresión tropical con potencial de tormenta en el mar Caribe, muy cerca a La Guajira

Sin soluciones

En el testimonio que conoció Noticentro 1 CM&, Caio Lazaretto cuenta que tras regresar a Cartagena, acudió directamente a una estación de Policía para contar lo que había sucedido.

Allí, el turista cuenta que los uniformados de turno lo instruyeron para realizar el informe digital para interponer la denuncia. Hasta ese momento, Caio no sabía que había sido “robado por 6 millones de pesos” y que “solo se dio cuenta cuando regresó a Brasil y accedió a su cuenta de banco.

Allí, Caio se comunicó con la entidad bancaria asignada a su cuenta, pero a la fecha no se le ha asignado su reembolso debido a que le exigen el documento policial de la denuncia, con el que no cuenta aún.

Conozca más: Turistas mexicanos denuncian que les cobraron más de 6.5 millones por varios servicios en la Isla Barú

“Su peor experiencia”

En el testimonio que conoció Noticentro 1 CM&, Caio Lazaretto aseguró que su experiencia en Playa Blanca fue la peor que haya recordado en un país extranjero, agregando que, además de Colombia, ha recorrido varios países alrededor del mundo.

El hombre brasileño también aprovechó el espacio para no recomendar el lugar a otros turistas que quieran o tengan contemplado visitarlo.