El coordinador de estudios sobre COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud para Colombia, Carlos Álvarez, informó que a pesar de la disminución en el número de fallecimientos por el coronavirus, las muertes de pacientes en estado crítico que llegan a estas unidades alcanzan un 30 %.

El epidemiólogo expresó que hay que evitar a toda costa llegar a las UCI, cumpliendo con las medidas de autocuidado, para no contagiarse con el virus.

“La mortalidad en las unidades de cuidados intensivos ha venido disminuyendo con respecto a lo que ocurría en marzo, frente a lo que tenemos ahora. Sin embargo, esta mortalidad sigue siendo importante”, explicó el especialista.

Precisó que antes “uno de cada dos personas que entraban en cuidados intensivos y ahora fallece una de cada tres personas. Es decir, ha cambiado de un 50% a un 30%”.

Por ahora, el país cuenta con cupos y personal disponible para atender a los pacientes críticos, pero los médicos advierten que lo deseable es no llegar a requerir este tipo de atención.

Publicidad

“A pesar de tener camas de cuidados intensivos y a pesar de tener grupos especializados en manejo de cada paciente, desafortunadamente un grupo de personas fallecen en las UCI”, afirmó Álvarez.

Sobre los peligros de enfermar gravemente por el coronavirus, el doctor Álvarez insistió en que “lo más importante es no llegar a requerir cuidados intensivos, porque si uno llega a la UCI y, además, tiene factores de riesgo como ser mayor de edad y tener comorbilidades, la posibilidad de que ese porcentaje (de fallecimientos) aumente es bastante importante”.

“La mejor manera de salir con vida de una UCI es no llegar a ellas”, concluyó el facultativo, quien asesora al Gobierno en la toma de decisiones para controlar la pandemia.