Este jueves fue sepultado Marlon Cuesta, el menor que desapareció en la comuna 8 de Medellín y 11 días después, su cadáver fue encontrado amarrado y en costales cerca de su vivienda. Con un minuto de silencio fue honrada la memoria del pequeño.

En medio del dolor y el llanto, familiares y amigos despidieron al niño que recuerdan como alegre y lleno de vida.

“Era un niño alegre y divertido, cuando la comunidad hacía cumpleaños invitaban al niño, él era el protagonista de reuniones. Al niño lo queríamos mucho, acá estamos todos y es un dolor grande para la raza negra, toda la ciudad y el mundo entero”, aseguró Juan Valencia, amigo de la familia del niño asesinado.

Le puede interesar: Hallan cuerpo sin vida de menor desaparecido en Medellín

A la eucaristía asistieron distintas autoridades, quienes ratificaron el compromiso de dar con los responsables del crimen que conmovió a toda la ciudad.

Al final decenas de globos blancos fueron elevados en el Cementerio Universal de Medellín en donde fue sepultado el niño que desapareció dos días antes de su cumpleaños número seis.