El procurador Fernando Carrillo anunció que mañana se llevará a cabo una audiencia dentro del proceso policivo que se adelanta en la construcción del proyecto Aquarela y que actualmente se encuentra suspendido. 

«La Procuraduría estará allí presente, la alcaldía estará presente y el propósito es defender la característica esencial que tiene esta ciudad que es patrimonio cultural de la nación de la humanidad», sostuvo.

Aseguró que la finalidad de todas las acciones de carácter, jurídico y judicial, es con el fin de que el edificio a pocos metros del Castillo San Felipe sea demolido para proteger el patrimonio.

El último objetivo tendría que ver con ello, esa es una decisión de carácter policivo, nosotros creemos que ha habido conductas violatorias del Código de Convivencia, del Código de Policía

agregó.

Añadió que el Gobierno nacional también es responsable del tema de las construcciones ilegales que no solo se presentan en Cartagena, si no en varias zonas del país. 

«Creo que aquí hay una gran responsabilidad del Gobierno nacional, nosotros vamos a exhortar a Planeación Nacional para que adelante varios pasos en esa dirección. Este es un problema que no es exclusivo de Cartagena, estamos teniendo problemas, en la zona Cafetera, en la Sábana de Bogotá, el volteo de tierra se convirtió en una nueva forma de corrupción», finalizó.

El jefe del Ministerio Público se reunió en la capital de Bolívar con el primer mandatario local y el gremio de la construcción.