Juan David Hernández Velasco fue condenado a 17 años y cuatro meses de prisión tras admitir su responsabilidad en el asesinato de Jhon Jarvi Lozano, en un cobarde hecho de intolerancia que tuvo lugar en Ibagué el año anterior.

De acuerdo con el dictamen de la Fiscalía, el pasado 11 de noviembre Hernández acudió a una reunión junto con su pareja sentimental en un establecimiento público del barrio Las Delicias.

Durante la fiesta, Hernández vio que Lozano invitó a bailar su novia y ella aceptó, acción que le disgustó y la cual el ente fiscal la catalogó como una escena de celos.

También puedes leer: Asesinado firmante de paz en Fortul – Arauca

Acto seguido, el confeso homicida decidió llamar a Lozano a las afueras del establecimiento público en el que departían; allí lo espero y posteriormente decidió atacarlo brutalmente con un arma blanca, hiriéndolo en repetidas ocasiones. El sujeto de 26 años fue llevado de urgencia a una clínica, donde llegó sin vida.

En la audiencia, Hernández confesó haberle dicho a su víctima que lo “incomodó verlo bailar con alguien más“.

El imputado fue detenido en enero por miembros del CTI y la Policía en el mismo sector donde ocurrió el crimen. La Fiscalía ratificó la sentencia en horas de la mañana de este viernes.