Un operativo de la Policía casi termina en tragedia, cuando dos uniformados intentaron controlar a un ciudadano bajo los efectos de sustancias alucinógenas.

La riña ocurrió en el municipio de Bello, departamento de Antioquia, allí la Policía recibió un llamado de la comunidad para que controlaran a un individuo que se escondía en una vivienda de este municipio.

El hombre se negaba a someterse y fue entonces cuando uno de los policías le pegó en repetidas ocasiones con una silla.  El ciudadano intentaba defenderse, pero el otro uniformado reaccionó y lo golpeó con un palo hasta derribarlo.

Ante la agresión el hombre tratando de defenderse tomó el arma de fuego de uno de los uniformados y les disparó. En el hecho otro policía resultó herido y los dos fueron remitidos a un centro asistencial, mientras que el hombre fue capturado.