En la madrugada de este lunes en Ocaña (Norte de Santander), un joven murió y ocho personas más resultaron heridas tras una riña callejera.

El grupo de jóvenes que salía de una discoteca y buscaba transporte para regresar a sus casas fue abordado por motorizados armados lo que provocó el enfrentamiento.

La Policía de Norte de Santander, ya ofrece una recompensa de 10 millones de pesos por los responsables de estos hechos.