Millones de colmenas mueren cada año en el mundo por el uso de pesticidas, un problema que afecta la seguridad alimentaria del planeta ya que la tercera parte de la comida para los humanos requiere de la polinización que hacen las abejas y abejorros y que científicos colombianos buscan detener.

Para frenar la disminución de esos insectos, investigadores de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad del Rosario de Bogotá desarrollaron un superalimento que los protege de los efectos negativos de los pesticidas.

Lea también: Declaran ilegal captura de presunto responsable de crimen del subteniente Vallejo

El suplemento, cuya composición no revelan para mantener el secreto de la fórmula, se puede administrar en forma de jarabe o sólida y se deposita en lugares cerca de las colmenas donde las abejas buscan el polen.

“Nuestros resultados muestran que la suplementación nutricional protege las capacidades de aprendizaje y memoria, el control motor y la sensibilidad sensorial de las abejas”, explica a André Riveros, profesor asociado al Departamento de Biología de esa universidad.

Riveros añade que el producto, que ya tiene un registro PCT (Tratado de Cooperación en materia de Patentes), protege a las abejas de los cambios fisiológicos y de comportamiento producidos por varios tipos de pesticidas, incluyendo el Fipronil, la Deltametrina y el Imidacloprid.

Lea también: Inovio recibe autorización para probar su vacuna contra el COVID-19 en Colombia

Este último, un insecticida neuroactivo diseñado a partir de la nicotina, es uno de los más utilizados en el mundo y actúa sobre el sistema nervioso central de los insectos.