Un toro desbocado que se escapó de la plaza de Aguazul, en el departamento de Casanare, generó pánico entre los ciudadanos que se encontraban en inmediaciones del lugar.  

El animal de más de 500 kilos, mató a dos caballos y dejó a una persona herida.

El toro intentó ser controlado por varios toreros, pero tras fracasar en su intento el animal embistió a varias personas que se encontraban en el lugar, quedando atrapado en medio de varios carros y posteriormente fue sacrificado por un uniformado de la Policía.