La conmoción e incertidumbre impera en la opinión pública de Colombia por el escabroso asesinato de Gabriel Esteban Cubillos, el menor de cinco años al que hallaron sin vida en un hotel de Melgar el pasado martes 4 de octubre.

Gabriel González Cubillos, su padre y presunto asesino, fue capturado este mismo martes en medio de un intenso operativo de búsqueda; tras la captura se trasladó al sospechoso hacia Girardot, donde se conoció que el sujeto pidió llamar a su exesposa y madre del menor para que le confirmaran sobre la aprehensión, un hecho que sorprendió a las autoridades.

También puedes leer: “¿Criticó y salió trasquilado?”: revelan que ‘Fico’ Gutiérrez compró TV por 95 millones mientras fue alcalde de Medellín

Día de ‘amor y amistad’ convertido en ‘odio y venganza’

El pasado sábado (1 de octubre), Gabriel Esteban salió con su padre rumbo al Parque Simón Bolívar para celebrar el tradicional ‘Día de Amor y Amistad’ junto con miembros de su familia.

Según documenta Infobae, Gabriel le había dicho a su familia que, tras el compromiso, dejaría al pequeño Gabriel Esteban en casa de su madre Consuelo Rodríguez, ubicada en Usme. Sin embargo, la progenitora no volvió a tener contacto con su hijo desde entonces.

En horas de la noche de ese sábado, la hermana de Gabriel recibió un mensaje de él, en el que le advertía que su exmarido no iba a regresar ‘nunca jamás’ con su hijo. En otro mensaje, el presunto homicida le habría dicho a su hermana que “dispusiera de sus cosas” y que “revisara el maletero de su moto que dejó parqueada en su casa -ubicada en el barrio Castilla-: habían 8 millones de pesos.

Otra información indica que el hombre habría pedido prestado el baño a la mujer el día en que fue a recoger al pequeño para llevarlo al Simón Bolívar: allí “escondió una memoria USB” en la que guardó dos videos.

Conozca más: Las declaraciones de los exministros de Duque en el caso de Mario Castaño

“El hombre o el niño”

Horas más tarde, la madre de Gabriel Esteban entró en pánico al comunicarse por WhatsApp: allí, Gabriel le hizo saber que Consuelo “ya había escogido entre otro hombre y su hijo”. Durante su atestación, Gabriel le pidió a la mamá buscar la USB y la conectara a un computador: según se sabe, la segunda grabación “anticipó el destino de Gabriel Esteban”.

Cerca de las 4 de la mañana del domingo, Gabriel se comunicó nuevamente con Consuelo y allí le comunicó la tragedia: el menor ya había muerto.

Hora fallecimiento 3:55am, asfixia mecánica, no sufrió. Ahora sí puedes disfrutar sola con Edilson y Wesly sin tricitico y mucho menos yo. Felicidades”, se lee en el mensaje de texto que le envió el sujeto, después de presuntamente asesinar a su hijo, y que se divulgó por redes sociales.