En aguas del río Medellín, a la altura de Barbosa, fue hallado el cadáver de una mujer de 35 años que fue arrastrada por una quebrada en el barrio Aures, al occidente de la ciudad.

Diego Moreno Bedoya, subdirector de Manejo Desastres de Medellín, indicó que «cuentan los vecinos que cuando sucedió la creciente y se colapsó un muro, tres personas se afectan una de ellas es esta señora. Dos de ellos se salvan con apoyo de la comunidad. Y finalmente esta persona no logra ser rescatada, ellos dicen que estaba muy aporreada y se la lleva la corriente».

En Bello, norte del Valle del Aburrá, unas 25 familias vivieron momentos de zozobra por el desbordamiento de la quebrada La Loca. La fuerza de las aguas arrasó con todo a su paso.

Tuvieron que salir por los techos para salvar sus vidas.

Luz Elena Restrepo, una de las damnificadas, indicó que «eso fue algo en cinco minutos, no dio tiempo de nada, cuando fuimos a abrir la puerta ya no abría. Nos dejó en encerrados. Nos salimos cuando teníamos el agua en la nuca, nos salimos del techo».

Gina Martínez, otra damnificada, aseguró que «cuando yo bajé para salir corriendo, abrimos y lo primero que hizo el agua fue devolverme con mi niño hacia allá, al devolvernos tuvimos que cerrar la puerta rápido para subirnos y pedir auxilio a los vecinos de arriba para que nos sacaran a la bebé y otros dos niños por el techo».

Estas familias perdieron todos sus muebles y enseres. Esperan el apoyo de la Alcaldía de Bello para regresar a sus viviendas.