La niña que vivía en Cartagena consumió los llamados totes o diablitos, pero pese a los esfuerzos médicos no fue posible salvarle la vida.

‘’Es una niña de 5 años que llega a Cali remitida por posible de trasplante hepático, la niña ingiere pólvora, intoxicación por fósforo blanco y produce una falla, la niña fallece’’, indicó la secretaria de Salud de Cali, Miyerlandi Torres.

El cuerpo de la pequeña fue traslado a la heroica para su sepelio.

‘’Cualquier padre o adulto mayor que promueva usar elementos de pólvora en niños o adolescentes están sujetos a una sanción pecuniaria que podría llevar al arresto’’, aseguró alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina.

Publicidad

Las autoridades reiteran el llamado para prevenir que los niños manipulen pólvora, ya que su ingesta puede ser mortal, y un mal uso puede afectar gravemente sus extremidades.