La Universidad Nacional informó que con el fin de enfrentar los efectos de la pandemia del COVID-19, en el segundo semestre de 2020 las asignaturas se seguirán ofreciendo en la modalidad remota.

A través de un comunicado, la institución aseguró que continuará acudiendo a esta medida «para evitar la deserción de los estudiantes que no estén en condiciones de desplazarse para participar en las actividades asociadas a una eventual alternancia en el desarrollo de los programas académicos».

Sin embargo, señalan que excepcionalmente se podrán programar actividades prácticas y otras actividades presenciales, pero bajo medidas sanitarias y teniendo en cuenta las disposiciones del Ministerio de Educación.

La Universidad Nacional hará un seguimiento de las medidas de manera mensual, teniendo en cuenta los factores epidemiológicos, académicos, financieros y las normas de las autoridades para ir tomando decisiones.

Finalmente, la institución educativa pidió comprensión ante la situación por parte de la comunidad universitaria.

“Hacemos un llamado a seguir cumpliendo los protocolos locales que se han implementado para romper la cadena de transmisión del virus, a continuar manteniendo los altos niveles de responsabilidad y compromiso que han mostrado hasta este momento y a contribuir, de esta manera, con la reducción del impacto social de la pandemia”.