De madrugada, un fuerte contingente de policías, Ejército, Defensoría y autoridades ambientales, se tomaron los cerros orientales de Bucaramanga donde urbanizadores piratas por 300 mil pesos lote, habían parcelado más de nueve hectáreas de predios privados y una gran reserva forestal protegida.

‘’Se logró intervenir un sector conformado por nueve hectáreas, allí permanecían aproximadamente 400 personas, 150 familias, este trabajo interinstitucional facilitó no solamente la recuperación del predio, sino también evitar un mayor impacto ambiental en la zona’’, indicó el comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, general Luis Ernesto García.

Para las autoridades ambientales el daño en la zona es incalculable.

‘’Pudimos nosotros ver que sí se encontraban de manera loteados, unas características muy especiales que se han venido presentando desde el inicio de la pandemia en donde no solamente en esta zona sino en todo el municipio  de Bucaramanga y área metropolitana se ha crecido la invasión’’, aseguró el director de la CAR – CDMB, Juan Carlos Reyes.

Dos capturas por ataque a servidor público, otra por fuga de presos y la aplicación de 19 comparendos por violación al Código de Convivencia y Seguridad Ciudadana dejó el operativo, las autoridades descartaron la presencia de migrantes entre los invasores.

Actualmente, se trabaja en la pista de los urbanizadores piratas que acabaron con una gran zona montañosa de la región.