Gobierno, empresarios y centrales obreras coinciden en afirmar que se necesita una reforma pensional urgente, sin embargo, a la hora de realizarla, nadie toma acciones concretas.

Las pensiones le cuestan al Estado más de 50 billones de pesos anuales, un presupuesto superior inclusive al del sector defensa, según indican los expertos.

Todos los sectores concuerdan en la enorme inequidad del sistema, porque el Gobierno debe subsidiar las pensiones más altas de unos pocos colombianos, cuando la mayoría de la población se pensiona con menos de dos salarios mínimos.

Publicidad

El presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), Sergio Clavijo, aseguró que el próximo jefe de estado tendrá que mirar este tema de manera urgente para dejar atrás la inequitativa repartición de los recursos a favor de los más ricos.

«Esperemos a que se termine el circo de las propuestas electorales y pasemos a hablar de la realidad. La gente tendrá que reducir sus expectativas de beneficios pensionales que en Colombia son exagerados, esto con el fin de que se reparta de forma menos generosa, pero más equitativa, las pensiones», indicó el dirigente gremial.

Por su parte, el presidente de Fedesarrollo, Leonardo Villar, señaló que no hay recursos para pagar la jubilación por tanto tiempo como sucede ahora, por lo que es necesario aumentar la edad de pensión, entre otras medidas.

«Proponemos aumentar las tarifas de cotización a pensiones. Es necesario que la magnitud de las pensiones esté acordé con lo ahorrado en los fondos de capitalización individual para las personas que tengan un ingreso alto y para los que tengan un salario mínimo que se garantice ese salario administrado por Colpensiones», explicó Villar.

En el caso de las centrales obreras, el presidente de la CGT, Julio Roberto Gómez, sostuvo que una reforma no puede hacerse para quitarle beneficios a los trabajadores, pero sí es necesario abrir el debate frente al porqué solo 3 de cada 10 trabajadores se pensionan en el país.

«Si el 84 % de los pensionados tienen menos de dos salarios mínimos, no se justifican las pensiones altas, eso es claro, pero no por eso tenemos que decirle a los más pobres que los van a reformar por cuenta de esas pensiones altas», concluyó el dirigente sindical.

La ministra de Trabajo, Griselda Restrepo, aseguró que para el Gobierno cualquier reforma a las pensiones debe incluir a los trabajadores porque son ellos los directamente afectados.

El Gobierno sabe que se necesita una reforma pensional pero se debe hacer consultando con todos los sectores interesados en el tema, principalmente, los trabajadores de este país

puntualizó la ministra.