Para los niños el pasado 2020 estuvo marcado por el COVID-19, pero también fue un año en el cual se presentaron preocupantes efectos secundarios que los llevaron a estar expuestos a múltiples vulnerabilidades como la desnutrición, desescolarización, abandono, explotación y violencia.

“Manifestamos un rechazo total a que se sigan presentando trágicos hechos de violencia contra los niños como los últimos que le costaron la vida a María Ángel de cuatro años en Caldas y a María Alejandra de 11 años en Guapi”, afirmó Fedra Rubio, representante de World Vision.

Vea también: Condenan a hombre que dejó ciego a Thor, un perro en Zipaquirá

La Fundación World Vision hace un llamado de urgencia porque según números de Medicina Legal a noviembre de 2020 se presentaron 25.175 incidentes de violencia intrapersonal, 19.913 reportes de violencia intrafamiliar y alarmantes cifras de 15,787 exámenes médico legales por presunto delito sexual.