Con preocupación recibieron en el Valle del Cauca la decisión de la Superintendencia de Salud sobre la salida de Medimás, afiliados esperan que el cambio se vea reflejado en la atención y entrega de medicamentos.

Luciano Calderón, representante Movimiento por la Salud indicó que «queremos que los entes de control en cabeza de la Superintendencia nos dé garantías para esta decisión que tomaron».

Son 259.111 usuarios de Medimás afiliados en el departamento que deberán ser trasladados a otras entidades de salud.

«Vemos con preocupación que la EPS ya ha estado suspendiendo servicios y nuestros pacientes están quedando excluidos de servicios integrales», explicó Natalia Arboleda, familiar de paciente.

«Me preocupa es dónde vamos a caer, donde nos van a mandar y ojalá sea una parte donde nos atiendan porque hemos sufrido mucho con esta EPS», aseguró Ofelia Rodríguez, afiliada a Medimás.

Publicidad

De acuerdo con el organismo de control, Medimás tiene irregularidades como el retraso en la entrega de medicinas y de hasta 152 días para brindarles a los pacientes una atención con médico especialista.