La propuesta para que los usuarios tanto del sector residencial como industrial puedan escoger su operador en busca de mejores tarifas, hace parte del paquete de medición inteligente y modernización de contadores que impulsa el Gobierno.

Por ellos, la medición del consumo será más aceptada.

La Comisión de Regulación de Energía está a la espera de definir cómo será la financiación de los contadores inteligentes.