El ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez, frente al anuncio de una vacuna con efectividad hasta del 90 %, destacó la buena noticia en el sentido que la mayoría de las candidatas a vacuna para el COVID-19 utilizan mecanismos similares y afectan a las mismas proteínas.

“Se han venido teniendo negociaciones con todas las empresas que van en el frente de la carrera. En este momento tenemos ya un acuerdo firmado con COVAX (que es el acuerdo multilateral en el que participan diferentes grupos de candidatas), y Pfizer ha solicitado participar en ese mecanismo”, indicó el ministro de Salud.

En ese sentido, indicó que es muy probable que logre la vacuna de Pfizer a través de COVAX. Por otro lado, también se conoció que la vacuna será gratuita y se espera para mediados del año 2021.

“Sin embargo, nosotros desde hace varios meses también venimos haciendo acuerdos con varias empresas, entre ellas la ya citada; con ellos ya tenemos un acuerdo de confidencialidad firmado”, aseguró Ruiz Gómez.

El funcionario agregó que en la medida que haya una indicación de eficacia la negociación se vuelve mucho más fácil.

Frente a los procesos logísticos de la vacuna, el ministro explicó que en el precio que se paga por una vacuna está incluido el transporte hasta el lugar de refrigeración.

Publicidad

Para el caso de Pfizer, de acuerdo con lo establecido hasta el momento, es llevar la vacuna hasta el lugar de aplicación.

“Todos sabemos que el coronavirus afecta a los adultos mayores y a la población con comorbilidades como hipertensión y diabetes, principalmente. Esos dos son los grupos prioritarios, además de los trabajadores de la salud; en total son cerca de 15 millones de personas», explicó el jefe de la cartera de Salud.

Para garantizar la vacunación de los grupos prioritarios, el ministro recordó que ya 10 millones de vacunas se negociaron con COVAX.

“Y para los otros 5 millones estamos haciendo negociaciones para poder anticipar la vacunación en la medida que existan vacunas, como la de Pfizer”, acotó.

Seguidamente irá un segundo grupo que es el que se llama para generar inmunidad de rebaño que incluye la población general, en el cual el objetivo es llegar hasta 30 millones de personas dependiendo lo que indiquen los estudios de seroprevalencia que se vienen adelantando.

“Afortunadamente Colombia es un país que tiene cobertura universal, 95 % de la población colombiana está afiliada a una EPS y es a través de ellas que haremos el llamado para que la gente vaya a su IPS”, sostuvo.

En ese sentido, añadió que el país tiene una infraestructura de IPS muy amplia, con capacidad para aplicar vacunas.

“Aquí el tema crítico es que la mayoría de las vacunas son de dos dosis, incluida la de Pfizer. Entonces tenemos un tema no solo de convocatoria a la vacuna, sino de adherencia también, en la medida que las personas deben ir a aplicarse dos vacunas y ahí hay que trabajar y concientizar a la gente de que es tan importante la primera como la segunda dosis”, destacó.

Frente a la posibilidad de un tratamiento, el ministro manifestó que en la medida que se den las aprobaciones por parte de los organismos internacionales y las empresas soliciten su registro sanitario ante la autoridad nacional, se puede tener eventualmente un tratamiento que mejore el curso de la enfermedad de la persona enferma.

“Todo esto hace parte de este proceso gigante de inversión e innovación que se ha hecho desde la industria farmacéutica e investigaciones en el mundo para el tema del covid-19. Algún día podremos ver el tamaño y la dimensión que ha sido este proceso que no tiene comparación con ninguna enfermedad”, concluyó.