A través de un volante en varios sectores del sur de Barranquilla y algunos en Soledad se ha venido ofreciendo en los últimos días el servicio de vigilancia, tras la supuesta ola de inseguridad que campea en algunos sectores de la ciudad.

El servicio de vigilancia inicia con un pitazo a las 10: 30 de la noche y finaliza a las 3:00 de la mañana. Dos hombres motorizados son los encargados de realizar la labor y se movilizan por algunas calles de estos sectores.

Los habitantes de un barrio al sur de la ciudad una vez notaron la presencia de los motorizados decidieron confrontar a los ‘serenos’ como se les conoce a quien realizan este tipo de vigilancia y les informaron que no tenían el número del cuadrante de la Policía por si llegasen a capturar a algún ladrón. Tampoco les indicaron a donde llevarían a alguien que fuese capturado robando en estos sectores.

El comandante operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla alertó a la comunidad para que no acepten este tipo de vigilancia y les recomendó que ante cualquier hecho que afecte la tranquilidad deben recurrir al CAI más cercano.

Publicidad

Este tipo de vigilancia  no cuenta con los estándares exigidos por la ley. También se viene presentando en los municipios de Baranoa, Galapa y Malambo.