El ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, oficializó esta mañana la implementación de la Ley de Punto Final aplicada en las regiones del país para sanear la deuda que ha recogido la nación con las EPS, tasada en aproximadamente 7 billones de pesos. El Valle del Cauca es el primer beneficiado con 22 mil millones de pesos.

“Estamos hablando de más de 200 mil millones de pesos que esperamos le ingresen a la red hospitalaria antes de que acabe este año”, indicó Uribe.

El Valle del Cauca fue elegido como el departamento para iniciar el Punto Final porque ya venía adelantando el pago a las IPS para garantizar la atención de los usuarios de la red de salud pública.

“Lo que hemos hecho es pagarle a los hospitales públicos e IPS privadas que estaban prestando red de servicio a los paciente […], hemos pagado hasta ahora 320 mil millones de pesos”, manifestó Dilian Francisca Toro, gobernadora del Valle del Cauca.  

El ministro señala que los recursos deben servir para pagar las deudas principalmente donde hay prestación de servicios.

“Si hay deuda con el talento humano debe prevalecer honrar esa deuda, si hay deuda con la red hospitalaria debe prevalecer honrar la deuda. Es así como esperamos que sea un segundo aire para mejorar la atención en toda Colombia”, agregó el ministro.

El presupuesto fue aprobado en el Plan Nacional de Desarrollo donde para pagar las deudas vigentes con las EPS y así evitar un caos financiero en el sector salud.

“Estos recursos se van a devolver al sector al ser reconocidos como deuda pública a través de líneas crediticias e instrumentos financieros que ya tiene dispuesto el Ministerio de Hacienda y Crédito Público”, finalizó el jefe de cartera de Salud.  

A nivel nacional, según cifras del Ministerio de Salud, se estima que la deuda acumulada durante muchos años es de 5.5 billones en el régimen contributivo y entre 1.5 y 2 billones en el régimen subsidiado, el Hospital Universitario del Valle ‘Evaristo García’ recibirá $ 6.673 millones.

Bogotá recibirá 29 mil millones de pesos, Antioquía 23 mil millones y Barranquilla 14 mil millones.

Javier Ramírez