Incrementó el número de quemados con pólvora en el Valle del Cauca, las autoridades insisten en los múltiples llamados para evitar utilizar estos elementos.

En la primera semana de diciembre la cifra de personas quemadas en el Valle del Cauca asciende a 12, siete casos más que en el mismo periodo del año anterior.

María Cristina Lesmes, secretaria de Salud del Valle, sostuvo que «hemos incrementado en un 175 % las personas quemadas con pólvora, tres de ellos menores, todos hombres y concentrados especialmente en Cali y Tuluá».

Los tres menores presentan heridas leves en sus manos y están fuera de peligro, los municipios con mayor concentración de cifras son Cali y Tuluá con tres casos cada uno junto a Palmira que reporta 2 personas.

«El 90 % de los quemados este año se concentran en miembros superiores, la más grave es la perdida de una falange de un adulto en Buga y una contusión ocular en Palmira», confirmó Lesmes.