La gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán informó este lunes a través de su cuenta de Twitter que debido a la reducción de contagios y muertes de COVID-19, tomó la decisión de no decretar la extensión de la medida del toque de queda para este puente festivo, exceptuando a Cali y Buenaventura.

Roldán también explicó que se mantendrá el ‘’Pico y cédula’’ tal como se decretó, al igual que la ley seca, hasta el próximo 15 de enero.

Según la funcionaria, dichas decisiones se han tomado para favorecer la reactivación económica del departamento ante los esfuerzos que han emprendido en los últimos meses.

La mandataria local aseguró que este puente festivo se reunirá con el comité de expertos, funcionarios de la Secretaría del Valle y la red pública hospitalaria, para evaluar la situación de la pandemia en el departamento.

Publicidad