En el día de las velitas, desde Cali, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) alertó por el creciente número de niños quemados con pólvora en todo el país, reiteran el llamado para evitar que los menores manipulen estos elementos.

De igual manera, el instituto hizo un llamado a la prevención, especialmente en departamentos como Cauca, donde el año pasado hubo 27 menores afectados, Valle del Cauca tuvo 26, Antioquia y Tolima con 23, seguidos por Norte de Santander con 21 casos.

«Es absolutamente grave que en solo siete días de diciembre tengamos más de 15 niños, niñas y adolescentes quemados con pólvora, todos en hospitales, una niña fallecida, ingirió pólvora en Cartagena», indicó Lina Arbeláez, directora del ICBF.

Arbeláez pidió extremar la vigilancia en el día de las velitas, especialmente por el uso de los elementos de bioseguridad.

De los 15 casos este diciembre, Antioquia encabeza la lista con cinco menores lesionados y le sigue Norte de Santander con dos. Aquellos padres cuyos hijos salgan afectados serán sancionados hasta con una multa de $4 millones.