La cifra de campesinos desplazados en Ituango, Antioquia, aumentó en las últimas horas, ya son 83 personas, de 22 familias que huyeron de una vereda por presiones de grupos armados. 

Entre los habitantes de la región hay un sentimiento en común: miedo. Este temor es el que produjo el desplazamiento masivo de los campesinos, entre ellos niños y jóvenes como Alejandro Jiménez que se concentró en el corregimiento de Santa Rita, donde hoy se vive la situación más difícil

Mi corregimiento esta golpeado por la violencia, (las Bacrim) ha hecho desplazar algunas veredas y esta duro

Contó Jiménez

El joven también relató los duros momentos que ha vivido en la zona; “los grupos armados (…) Llegan y dicen que hay que desocupar la zona y que más le toca hacer a uno: irse (…) hay que proteger la vida, si uno se hace el resistente pueden hacer algo como torturar”.

La mayoría de desplazados han salido de las veredas, en las llamadas  “chivas o escaleras” viajando casi cinco horas, con temor, pero con la esperanza de vivir en paz.