En la madrugada de este domingo, antisociales vandalizaron la sede de la Alcaldía de Facatativá, donde se almacenan las vacunas contra el covid-19 para el municipio.

“En la madrugada de hoy fue vandalizada la sede de Desarrollo Social en Facatativá, donde entre otras cosas, se almacenan las vacunas del municipio. No se trató de un enfrentamiento con el ESMAD o fuerza pública”, informó en Twitter el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García.

Podría gustarle: ¡Inigualable! El joven maravilla, Egan Bernal es campeón del Giro de Italia 2021

García condenó el hecho y expresó que “no tiene justificación y requiere la intervención inmediata de la fuerza pública”, debido a que “se pretendió vandalizar el Palacio de Justicia y una sede de la Alcaldía municipal”.

Por otro lado, el mandatario también reveló que en medio de la grave situación varias personas obstaculizaron el trabajo de los bomberos, por lo que el Ejército llegó y actuó.

Lea además: La OMS tendrá propuestas para seguir la investigación del origen del covid

Además aclaró que este sábado “no había Esmad en la ciudad, ayer no había confrontación, fueron hechos unilaterales los de querer vandalizar edificios públicos. Eso no podemos permitirlo y por eso Ejército y Policía están en la cuidad para garantizar los derechos de los miles de facatativeños que como nosotros, rechazan estas acciones”, puntualizó García.

Podría leer: Duque aumenta 25 % el pie de fuerza en Popayán

Por su parte, la Alcaldía del municipio envió un comunicado rechazando “categóricamente los actos vandálicos que afectaron el edificio de Desarrollo Social de Facatativá“.

“Los hechos que involucran saqueos e incendio en el inmueble afectaron la totalidad de las dependencias que allí se ubican (…) Les fueron sustraídos diversos elementos, equipos electrónicos, de cómputo personales y corporativos de la Alcaldía de Facatativá”, se lee en el oficio.

Conozca más: Alcalde Ospina acatará decreto presidencial para restablecer orden público en Cali

Finalmente, afirmaron que luego de la intervención del Ejército se permitió la acción de los bomberos para controlar el incendio, sin embargo “persiste una fuga de agua por ruptura de una de las tuberías del edificio”.