La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia recibió este lunes una queja de una Veeduría que pide la apertura de una investigación contra los senadores Armando Benedetti y Mauricio Gómez Amín, este último del Partido Liberal, por su posible participación en el escándalo del contrato entre el MinTIC y la Unión Temporal Centros Poblados.

La Veeduría Ciudadana Bien Común advierte que los senadores “tuvieron alguna intervención en el proceso y contratación realizada, de acuerdo a lo manifestado por la exministra Karen Abudinen”.

 

Le puede interesar: Un mayor de la Policía resultó herido tras intervenir en un intento de robo en Villavicencio

 

Para pedir la investigación, cita un trino de la exministra Abudinen en el que le recuerda al senador Armando Benedetti que éste la llamó para recomendarle la cesión del contrato a una empresa norteamericana.

“La Exministra Karen Abudinen en el día de hoy manifestó vía Twitter: “Senador. Le refresco la memoria, Usted si me llamo, como hicieron otras personas. Su propósito fue el de sugerirme la cesión del contrato a una firma americana. Mi respuesta fue tajante: Caducar el contrato. Yo no negocio, ni cedo ante corruptos” Karen Abudinen”, dice la denuncia.

La denuncia también advierte que el exviceministro Iván Mantilla es “cuota política” del senador Mauricio Gómez.

 

Vea también: Contratos de prestación de servicio se entienden interrumpidos después de 30 días hábiles: Consejo de Estado

 

“Presuntamente se habla de un papel no muy claro del exviceministro de conectividad Iván Mantilla quien al parecer intervino en la etapa precontractual a favor de la UT Centros Poblados (…) Públicamente se conoce que era cuota del senador Mauricio Gómez Amin sería su padrino político y podría presuntamente haber tenido conversaciones al respecto de esta licitación pública”, agrega la denuncia

Finalmente la Veeduría asegura que “advertimos directamente a la señora ministra de irregularidades de las firmas que la conformaban, su falta de capacidad técnica y experiencia amén de estar incursas en investigaciones penales, fiscales y disciplinarias de presuntos hechos de corrupción”.