Este miércoles, ante la Sala Especial de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, el veedor Pablo Bustos retiró las quejas que había presentado contra los senadores de Cambio Radical Daira Galvis y Antonio Luis Zabarain; y contra el senador liberal Mauricio Gómez Amín, por su presunta participación en el escándalo del Ministerio de las Tecnologías.

Según el veedor, no hay ningún tipo de prueba que comprometa a los citados parlamentarios con algún tipo de gestión ante el ministerio relacionada con el billonario contrato adjudicado a la unión temporal Centros Poblados, por el que las autoridades indagan un presunto detrimento patrimonial de 70 mil millones de pesos.

 

Te puede interesar: Libre Diego Cadena por vencimiento de términos

 

Hemos explorado la génesis de tal información y no hallamos soportes serios y creíbles que respaldarán hasta ahora tal voz pública que recogimos (…) lo que pudimos constatar fue una andanada mediática que suponíamos respaldada probatoriamente hasta ahora sobre su responsabilidad penal“, advirtió Bustos consultado por este medio.

Precisamente la Corte Suprema había abierto una indagación contra los congresistas con base a una queja formal que radicó Bustos.

 

Mira también: Venezuela denunciará a Duque por “exterminio” de migrantes

 

El veedor aseguró que sólo se ratificó en la denuncia que presentó contra el senador Armando Benedetti.