En tiempo récord los organismos de inteligencia lograron ubicar a esta mujer venezolana de 20 años protagonista, según ellos, del macabro asesinato de su bebé de 8 meses, cuyo cuerpo fue hallado en una cañada al sur de Bucaramanga.

Oliden Riaño, director de la seccional de Fiscalías indicó que “la menor presentaba dos heridas cortopunzantes y aplastamiento del cráneo”.

Tras el macabro hallazgo, las autoridades comenzaron un arduo trabajo que les permitió dar con el paradero de la mujer en el hospital universitario donde acudía a una valoración médica.

“Se le impuso medida de aseguramiento por el delito de homicidio agravado con una pena que utilería entre 33 y 50 años de prisión”, añadió Riaño.

Publicidad

Durante la audiencia de legalización de captura la mujer no aceptó los cargos, su defensa solicita valoración psiquiátrica mientras comienza el juicio y se establece también si hay responsabilidad del padre de la bebé en su brutal asesinato.