Migración Colombia informó que luego de los desórdenes que se ocasionaron en el campamento humanitario “El Camino”, ubicado en la localidad de Engativá, donde esta mañana un grupo de venezolanos protagonizó desmanes; 15 de los 16 extranjeros identificados en los altercados serán expulsados del país en las próximas horas.

“Los migrantes, quienes habían sido trasladados a este espacio hace cerca de una semana desde un asentamiento ubicado en los alrededores de la Terminal de Transportes de Bogotá, protagonizaron graves disturbios en la mañana del día de hoy, saqueando alacenas, enfrentándose a la Policía Nacional e incluso agrediendo a los habitantes de la zona”, relata la institución en un comunicado de prensa.

Le puede interesar: Saqueos, caos y desórdenes en nuevo refugio de venezolanos en Bogotá

Asimismo, el director general de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento dijo: “Apoyamos la decisión del Distrito de tenderle la mano a aquellos venezolanos que se encontraban en cambuches improvisados cerca de la Terminal de Transportes de Bogotá. La idea de este campamento humanitario ha sido, en todo momento, mejorar las condiciones humanas de estas personas y ayudarles a que recuperen su dignidad”.

De igual forma, el funcionario rechazó los actos vandálicos al afirmar que no van a permitir comportamientos que atenten o pongan en riesgo la integridad de la población colombiana e incluso de aquella que se encuentra dentro del campamento.

Están muy equivocados. Tomaremos las medidas necesarias para que este tipo de situaciones no se vuelva a presentar

agregó.

Finalmente, según confirmó la Regional Andina de Migración Colombia, “durante los desmanes se detuvieron 16 ciudadanos venezolanos, 12 hombres y 4 mujeres, de los cuales 15 serán transportados hacia la frontera con Venezuela para efectuar la medida de expulsión del territorio nacional, mientras que uno más quedó a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar – ICBF, por ser menor de edad”.

Ver más: Van cuatro venezolanos judicializados por saqueos en refugio de Engativá