Muchos son los venezolanos que llegaron a Barranquilla huyendo de la crisis que vive su país. La mayoría de ellos viven de la economía informal.

Esta es la historia que vive un contador público que laboraba en una multinacional en Venezuela y que hoy vende agua en las calles de la capital del Atlántico.

Neomar Perdomo, llegó a Barranquilla sin esperanzas solo dejando a sus hijos y al resto de su familia en Venezuela. Al llegar a la ciudad no tenía un sitio donde dormir, un sitio para vivir.

Publicidad

‘’Sí, dormí en una casa en situación un poco irregular porque no había cama y me tocó dormir en el piso pasando frío’’, indicó Neomar Perdomo, ciudadano venezolano.

Perdomo, le envía un mensaje al presidente venezolano, Nicolás Maduro: ‘’que vea la situación que estamos viviendo todos los venezolanos que estamos afuera por su mismo gobierno, por su mismo mandato. A ellos todo esto se les escapó de las manos’’.

Hoy vive de la economía del rebusque y sus ganancias no solo depende de la gratitud de la gente sino de otros aspectos. Lleva un año en la ciudad y no ha conseguido empleo.

‘’Dependiendo si hace brisa hago $12.000, si no hace puede que haga $20.000’’, agregó Perdomo.

Hoy mira la situación de Venezuela con otros ojos, mientras tanto le ruega a Dios que en Barranquilla vuelva el calor inclemente para echar unas monedas en su bolsillo.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1