La ministra de Transporte, Ángela María Orozco, manifestó que se proyecta abrir la vía que, comunica a Bogotá con Villavicencio, el próximo viernes 31 de agosto, si las condiciones meteorológicas lo permiten.

“Estamos haciendo una mirada integral para mirar los compromisos en términos de las alternativas, pero además se están contemplando obras estructurales, específicamente en el kilómetro 64”, dijo Orozco.

A los 25 puntos críticos y el cierre total del corredor vial se suman las pésimas condiciones de la vía alterna por Sisga, por donde el trayecto tarda más de 10 horas y donde hay también represamiento de vehículos porque la vía estuvo cerrada durante medio día por un accidente.

“También estamos trabajando en garantizar que la vía alterna, que no está en las condiciones adecuadas, esté disponible mientras garantizamos en tránsito en la vía”, dijo la jefe de la cartera de Transporte. 

A su turno, el alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa, expuso el impacto económico que tiene esto para el departamento: “Hemos denunciado que por cada 24 horas de la vía cerrada, el sector productivo pierde $53.000 millones”.

El gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, también habló de las afectaciones en el departamento: “A partir de mañana los precios de los productos de la canasta familiar van a incrementar en 20 % – 30 %”. 

Cabe recordar, que la solución definitiva sería la prolongación del túnel falso ubicado en el kilómetro 64 + 200, el punto más crítico, para lo cual se necesitarían cerca de $100.000 millones.

Publicidad