Vicente Torrijos, quien a través de un decreto firmado por la directora del Departamento Administrativo para la Prosperidad Social, Susana Correa, había sido nombrado “en el cargo de director general” del Centro de Memoria Histórica; este viernes renunció a su designación.

Declino esta designación pues las infundadas, injustas y tendenciosas informaciones que han circulado en los medios de comunicación y en las redes sociales, han afectado mi buen nombre y le están causando molestias a su gobierno

indicó en una carta dirigida a la Presidencia de la República.

Cabe recordar que este nombramiento había generado polémica luego de que la Universidad del Rosario, en un escueto comunicado, informara que anteriormente había tomando la decisión “fiel a sus principios y valores” de desvincular a Torrijos como profesor de la facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales el pasado 30 de noviembre.