La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez hizo un llamado a los establecimientos de expendio de bebidas embriagantes.

Pide que activen mecanismos de protección a los consumidores cuando se encuentren en estado de indefensión o intoxicación por el exceso en el consumo de licor. De esta manera, se busca evitar casos como el de Ana María Castro.

En carta dirigida al presidente de Asobares, Camilo Ospina, exhorta a los propietarios de estos establecimientos a adoptar protocolos para contribuir en la mitigación de la violencia de género y de los feminicidios.

“Me produce gran dolor y absoluta indignación la imagen denigrante que hemos visto en los medios de comunicación de una joven mujer a la que deliberadamente y sin ningún tipo de escrúpulo o contemplación, varios hombres llevaron hasta un estado de indefensión producto del consumo excesivo de alcohol, para presuntamente asesinarla”, señaló.

En esa línea, su propuesta consiste en “suspender la venta de bebidas embriagantes a personas que den señales evidentes de intoxicación por alcohol”.

Así como activar protocolos de atención y capacitación a los empleados de estos establecimientos, “con miras a poder reaccionar de manera eficaz y oportuna en casos como estos y evitar desenlaces fatales como el ya mencionado”.

Vea la carta completa.