A través de una comunicación, la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez Blanco, se defendió de una acusación que le hizo el senador Gustavo Petro sobre su hermano Bernardo Ramírez Blanco.

El parlamentario de la Colombia Humana aseguró a través de un video que en sus campañas políticas la hoy vicepresidente, ‘’omitió revelarles a los colombianos que en 1.997 pagó una fianza de U$150.000 para sacar de la cárcel a su hermano, Bernardo Ramírez Blanco, quien, de acuerdo con informe del periódico digital La Nueva Prensa, fue apresado en Estados Unidos por tráfico de heroína’’.

‘’Mi familia, como desafortunadamente tantas otras en Colombia, sin distingo de clase social, vivió hace 23 años (en 1997) una tragedia, derivada de que uno de mis hermanos siendo muy joven, se involucró en un negocio fácil y, en consecuencia, fue acusado y condenado de conspiración por tráfico de estupefacientes. Su error ha costado muchos años de sufrimiento a nuestra familia y a él’’, indica un aparte de la comunicación.

En la misiva, la vicepresidenta aseguró que como la mayoría de los colombianos, ha luchado contra el narcotráfico, con la experiencia de saber que es una actividad que ha dañado la vida de millones de familias en Colombia y en el mundo.

‘’Pagó pena de cárcel por 4 años y medio, y hace 23 años quedó en libertad por cumplimiento de la pena. Desde entonces, ha estado dedicado a trabajar honestamente, hoy es un hombre de bien y junto a su familia, lleva una vida decente y honrada’’, explicó Ramírez Blanco.

La vicepresidenta manifestó que la experiencia familiar que lamentablemente vivió, la llevó a luchar sin descanso por lograr que los jóvenes en el país tengan oportunidades y trabajen honestamente por salir adelante, sin dejarse atraer por la tentación del dinero fácil.

Finalmente, lamentó que sus enemigos políticos usen esta clase de bajezas para atacarla a ella y a su familia, y manifestó que esto solo hace parte de una estrategia sistemática para desacreditarla.

»Lamento que mis enemigos políticos decidan acudir a la bajeza de estos ataques contra una mujer como yo que lo único que ha hecho es trabajar honestamente y sin descanso por Colombia. Los ataques contra mi familia hacen parte de una estrategia sistemática para desacreditarme», finalizó la vicepresidenta de la República.