La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, aseguró que para combatir la lacra de la corrupción es necesaria una acción conjunta y coordinada entre el Estado, la sociedad civil y el sector privado.

Así lo señaló Ramírez en comunicado de su despacho en el que afirma que para combatir esa práctica ilegal se requiere «una triple alianza para enfrentarla sin contemplación».

A propósito del Día Internacional Contra la Corrupción, la vicepresidenta enfatizó en que «acabar la corrupción en lo público y lo privado es un mandato moral».

Recalcó que el Gobierno colombiano lidera una «cruzada común contra la corrupción» con la adopción de prácticas internacionales, alineando las políticas con los más altos estándares dispuestos por la OCDE, las Naciones Unidas y otros organismos internacionales.

Aseguró que la corrupción exige más y mejores políticas y acciones para atacarla y por ello se ha iniciado la labor con una gran apuesta legislativa que «pretende no sólo fortalecer el marco normativo de la lucha contra la corrupción, sino establecer unas reglas de juego claras para el ejercicio de la política».

Explicó que para llevar a Colombia a estándares internacionales, se viene liderando una reforma política con la misión de transformar las prácticas y la cultura en las relaciones entre la rama legislativa y el gobierno.