Con el liderazgo de la vicepresidente y canciller, Marta Lucía Ramírez, se creó el grupo élite de coordinación para combatir el tráfico y la trata de personas que se estableció ante la necesidad de enfrentar el fenómeno migratorio de carácter regional y de ciudadanos extracontinentales que buscan llegar a Norteamérica.

“Esta coyuntura genera situaciones apremiantes en los entes territoriales que hacen parte de la ruta migratoria y particularmente afectan el orden público y la sana convivencia de los municipios por los que cruzan los migrantes a lo largo del territorio nacional”, señaló la jefe diplomática.

La unión estratégica se forjó con encuentros como el que sostuvo la alta funcionaria con la ministra de Relaciones Exteriores de Panamá, Erika Mouynes, el pasado 6 de agosto en la población limítrofe de Nicanor, donde se abordó la problemática de la migración irregular y el impacto que genera en los municipios fronterizos de ambos países, donde se crea un cuello de botella durante el tránsito, afectando seriamente a los habitantes de la zona.

 

Le puede interesar: Ponencia en la Corte Constitucional pide otorgar la personería jurídica a la Colombia Humana

 

En dicho encuentro, se acordó iniciar conversaciones con Estados Unidos y Canadá para buscar apoyo y corresponsabilidad como países de destino y mejorar el mecanismo de intercambio de información.

Desde entonces, la jefe diplomática colombiana enfatizó que se desarrollaría un trabajo conjunto entre las autoridades de Migración de los países involucrados, la Policía Nacional, Ameripol, Interpol Colombia y la Fiscalía. Iniciativa que hoy se hace realidad con la creación del Grupo Élite de Coordinación para combatir el tráfico y la trata de personas.

“En ese espacio acordamos que, bajo el enfoque de abordar el fenómeno de manera multidimensional, se proceda con la inmediata instalación de un Equipo de Trabajo Operativo Regional, para la adopción de un Plan de Manejo. Así mismo, convocamos a la participación activa de los países de origen, tránsito y destino, a fin de asegurar acciones colectivas que favorezcan el tránsito seguro, ordenado y regular de las personas migrantes”, puntualizó la Vicepresidente y Canciller colombiana.