La Unidad de Víctimas del gobierno reconoció que se ha demorado en atender a las de las masacres de Mapiripán y Puerro Alvira, que ocurrieron hace 17 años. Pero están dispuestos a empezar.

Después de 16 y 17 años de las Masacres de Mapiripán y Puerto Alvira, Meta, respectivamente, la Unidad de Atención y Reparación de Víctimas inició el proceso de reparación individual y colectiva a cerca de 500 familias que reclaman justicia por el asesinato de 65 campesinos.

Los familiares, la mayoría desplazados, se reunieron en la Universidad de los Llanos en Villavicencio y criticaron la ausencia del Estado para resolver sus necesidades psicológicas y económicas.

La unidad de Victimas reconoce el abandono a las familias que sobrevivieron a la masacre de Mapiripán ocurrida entre el 14 y el 20 de julio de 1997 y a la de Puerto Alvira, el 3 de mayo del 98.

Publicidad

Los abogados de las víctimas aseguraron que hasta la fecha el general retirado Rito Alejo del Rio, actualmente condenado a 25 años por el crimen de un campesino, no ha sido vinculado a la masacre de Mapiripan y Pueto Alvira.

A partir del 25 de febrero inicia el proceso de reparación de las víctimas.