Organizaciones de víctimas del conflicto armado retiraron este martes del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), de Bogotá, más de 30.000 documentos que aportaron voluntariamente sobre la guerra en el Catatumbo.

“No vamos a permitir que se juegue con la memoria de las víctimas”, dijeron las víctimas en un acto en el que recibieron 66 cajas, 427 carpetas y 31.265 folios correspondientes a los archivos que habían entregado al CNMH.

La decisión de retirar los archivos fue tomada por la Asociación Minga, que explicó que no tendrán más relación con el CNMH como un acto político y simbólico para decirle a la institución y a su director, Darío Acevedo, que las víctimas no están de acuerdo con lo que consideran un enfoque negacionista del conflicto armado.

La directora de la Asociación Minga, Diana Sánchez aseguró que “las víctimas del conflicto no merecen olvido” y que “el Estado no puede ni olvidarlas ni dejarlas en la historia como si no hubiesen existido”.

“Hoy estamos aquí para decir que con la memoria no se juega, que las víctimas de crímenes de Estado se respetan y que el conflicto armado en Colombia sí existe, no como lo ha querido hacer ver el director del CNMH”, dijo Sonia Cifuentes, integrante la Asociación Minga.